¿Qué es un psicólogo coach?

El psicólogo coach es aquella persona que ha finalizado sus estudios en Psicología y se ha acreditado como coach mediante las titulaciones disponibles.

Es muy importante otorgar valor al psicólogo porque añade profesionalidad a los procesos, ya que es experto en la mente humana y aunque el coaching no es terapia, no deja de ser una relación de tú a tú con alguien que te está ayudando.

El “coaching” es un término anglosajón que significa “entrenamiento”, y está muy ligado al ámbito del deporte, aunque últimamente estamos viendo cómo el concepto se ha ido extendiendo incluso hasta la televisión. Todos recordamos programas como Pesadilla en la Cocina o La Voz, en los que sus protagonistas son “coaches”.

¿Qué diferencia hay entre un psicólogo y un coach?

Ninguna, o quizá todas. Me explico.

Desde la psicología podemos hacer un análisis de la conducta humana (lo que llamamos “diagnosis”), procurar un tratamiento (o “terapia”) y analizar el resultado en términos psicológicos; mientras que desde el coaching vamos a poder establecer un objetivo, una meta y un plan de acción para alcanzarlo.

¿No es genial poder combinar lo mejor de las dos disciplinas?

Quiero dejar claro que no son excluyentes, sino complementarios, y que precisamente esto es lo que hace que sea tan interesante.

¿El objetivo? Sacar lo mejor de ti mismo.

¿Y por qué te puede ayudar?

Porque es una de las herramientas más potentes que existen en el campo de la motivación humana a día de hoy. Vivimos en un mundo rápido y en constante movimiento y no tenemos tiempo ni espacio para nosotros. Nos olvidamos del presente y nos preocupamos del futuro, ¡como si realmente existiera!

Pero lo que existe es el ahora, es el minuto a minuto, el “partido a partido”, y si no aprovechamos el momento, probablemente nos estemos perdiendo lo mejor de la vida: nosotros mismos.

que es psicologo coach

 “El mayor gurú es tu yo interior. Es el dueño supremo. Es el único que puede llevarte a tu meta y el único que te acogerá al final del camino.”  Ramiro Calle.